28 noviembre 2010

Si tropezaste tantas veces con la misma piedra sólo fue porque la cambiaron de sitio. En ningún momentos fue tu culpa que se repitiera el error, sólo querían herirte y lo consiguieron. Pero ya llegará el momento en el que seas tú quien deja las cosas claras,la que avanza por el camino que quiere sin obstáculos que se lo impidan. Pero hasta que llegue ese momento te recominendo que cuando avances te asegures de que pisas tierra firme y que nadie te ha colocado en medio una maldita piedra.